Jackie Chan recibe un Oscar honorífico

0
527
Fuente: El Mundo

De infancia extremadamente pobre, con un intento de venderlo al nacer, a un Hollywood rendido a sus pies. Bien podría ser una versión moderna de una historia de Charles Dickens pero se trata de la vida de Jackie Chan.

Tras 56 años de carrera, más de 200 películas a sus espaldas y un infinito número de patadas y acrobacias, a Jackie Chan se le ha reconocido su trayectoria profesional con un  Oscar honorífico entregado por el mismísimo Sylvester Stalllone, la ejemplificación de la superación y la reinvención.

Nacido como Chan Kong Sang, su familia era tan pobre que al nacer intentaron venderlo porque no podían hacerse cargo de él.  Años después los progenitores emigraron a Australia para labrase un futuro más halagüeño mientras que dejaron a Jackie en la Escuela de Ópera de Pekín con la esperanza de que aprendiera un oficio.

Pero ya de pequeño Jackie apuntaba maneras y con tan sólo siete años se subió a un escenario. En la escuela aprendió teatro, baile y acrobacias y al alcanzar la mayoría de edad empezó a trabajar en películas de acción.

Una vida de cine

Tras un mal momento económico Chan decidió que era el momento de ir a Australia para reunirse con sus padres y allí trabajó como albañil y camarero.

En 1976 Jackie Chan protagonizó su primer gran éxito de taquilla “New Fist of Fury”, convirtiéndose en una figura dentro del ámbito del cine de artes marciales. Pero su carrera en el mundo del cine no fue nada fácil, ya que su consagración en Hollywood se resistía.

No fue hasta los años 90 del siglo pasado con películas como “Rush Hour”, “Los rebeldes de Shangai” o “Impacto inmimente” que finalmente se hizo un hueco en el mercado estadounidense, convirtiéndose en el actor oriental mejor pagado de la historia.

Este Oscar es un reconocimiento a toda su carrera.

Dejar respuesta